La imagen de españa va de culo

>
No puedo ser más claro en el título de este post.

A veces hablamos mucho de la imagen de las empresas, de la publicidad que se hace, del pensamiento global y del actuar localmente, pero olvidamos que toda la imagen de nuestras corporaciones e instituciones tanto públicas como privadas están dentro de lo que es el contexto de España.

Hay personas que se definen como cosmopolitas, apátridas, que viven en consonancia al sitio donde residen, y que son ajenos a encasillarse, pero cierto es, que “somos españoles”, y eso, implica una serie de ventajas e inconvenientes a la hora de ver a una empresa española con ojos de extranjero. Actualmente España tiene una deuda grandísima con otros países y cuando uno no paga las deudas su imagen no es precisamente positiva.

Eduardo Segovia dice cosas bastantes graves en la muy interesante web Cotizalia, ya que afirma lo siguiente:

según las fuentes citadas, la percepción que se tiene de España en el exterior es de un derrumbe en toda regla de la economía y de un deterioro muy serio de las finanzas públicas. Y lo cierto es que no falta base para esta imagen: el déficit público de nuestro país acabará el año entre el 8,5% y el 9% del PIB según todos los expertos, y la última previsión de Funcas sitúa esta cifra en un aterrador 11,5% para 2010 (…) Y no se trata sólo de la deuda pública. Uno de los representantes del mundo financiero recuerda que la economía española debe en total -sumando la deuda pública y la privada- en torno a un billón de euros en la actualidad, lo cual ya equivale al 100% del PIB. “Si esta cifra sigue creciendo al ritmo actual, los inversores internacionales dejarán de prestar dinero al Estado y a las entidades españolas, o por lo menos lo harán a unos tipos muy superiores a los actuales”.

Esta afirmación es gravísima, y uno de los grandes del marketing actual español, Marc Vidal, dice algo bien claro en su blog: “las deudas, hay que pagarlas…. ….España sigue endeudándose sin remedio como si las deudas no se tuvieran que abonar tarde o temprano.”

Todo esto, lo que genera es una imagen negativísima de las empresas españolas en el exterior, lo que implica que hay que currarse mucho ya no sólo la comunicación con nuestros clientes, sino aportar lo máximo a disminuir esta percepción para aquellos clientes que son extranjeros, aunque no estaría mal que el Gobierno ayudara y no siempre tuvieramos que sacar todo adelante los pequeños empresarios con nuestros esfuerzos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s